Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/17/d379728997/htdocs/scoutbaco/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806

Después de una larga temporada encerrados a causa de la lluvia y el mal tiempo, conseguimos salir de la sede y hacer una marcha cortita de camino a Titos.

Como hemos dicho salió el sol y lo hizo con ganas, ya que pasamos un poquito de calor.
Como de costumbres los troperos en gran parte no tenían ganas de andar pero por su orgullo se hicieron más de un sprint (pero se cansaron más jeje)

El que más aguantó el tipo fue el pequeño Lucas, que no paró en todo el camino. Los niños fueron cogiendo flores por el camino pero cuando se cansaron de llevarlas las dejaron en manos de las responsables como si de mulos de carga se trataran.

Al ver que no llegábamos a tiempo, Madre (María José) nos quitó un poco camino subiéndonos al coche en grupillos. Un castorcillo no quería andar pero en cuanto vio a otro subirse al coche, no se le ocurrió otra cosa que pegarse una carrera tras el coche ( ahí nos hizo dudar si tenía ganas de andar de verdad jejej)…. Un sin sentido todo vamos.



Por fin llegamos a nuestro destino y bajamos al río. Todos los pequeños se descalzaron para poner los pies en el agua fresquita. De repente a nuestra pequeña Alba se le cayó una zapatilla al río y Arturo hizo un despliegue de sus dotes de rescate tirándose en plancha a por ella.


Cuando ya se refrescaron, mientras los peques merendaban, los troperos realizaban un juego de llenar recipientes de agua mediante unos relevos a través de ciertos obstáculos.
Por último, los peques hicieron unos barquitos de cáscara de nuez que no consiguieron flotar a causa de la impetuosa corriente del Záncara.


A pesar del calor todos conseguimos pasarlo bien, cada cual a su manera lo que hace grande al gupo ya que en la diversidad está la riqueza.